El ser humano y su identificación

Desde los inicios de los estados soberanos en el viejo continente, se genera la necesidad de tener documentos de identificación emitidos por el propio estado para poder saber y reconocer los miembros de su territorio e identificar los que le son extranjeros para controles migratorios, controles de raza (pues años atrás el tema racial era demasiado severo) y por ultimo para poder establecer temas de población, migración y establecer una identidad confrontable con un documento que lo identificara plenamente.

Luego con la revolución industrial, en las empresas se generan procesos de control de acceso para evitar el ingreso de personal no perteneciente a esa entidad productiva por lo que implementa los famosos relojes o controles de tarjetas y no solamente para identificación sino para el control de tiempos trabajados, pues la explotación de esa época era bastante elevada en algunos casos.

De otro lado los seres humanos se han visto abocados a tratar de evitar ser suplantado por otros que de una forma u otra quieren aprovecharse de esa persona para obtener beneficios, privilegios, oportunidades que hasta ese momento les han sido esquivas, falsificando, alterando e incluso sustrayendo sus documentos personales generando reales inconvenientes y dificultades que hasta han sido pagadas con la privación de la libertad.

Este último aspecto genero inquietud sobre algunos grandes investigadores al punto que en el siglo XIX se genera la identificación del ser humano con la Huella Dactilar al encontrar que todos los seres humanos tenemos unas características que hacen que cada huella sea única e irrepetible, presentando al mundo una alternativa adicional para validar la identidad de cada hombre y mujer y tratar de evitar la suplantación.

Avances

Igualmente los países desarrollan un documento de reconocimiento internacional llamado El Pasaporte que identifica la nacionalidad de cada individuo para ser reconocido en cualquier parte del planeta como originario de determinado estado soberano y así poderse trasladar entre países, regiones y continentes, pues en cada estado soberano la forma de identificarse documentalmente era diferente y generaba traumatismos y confusiones desfavorables tanto para el tema turismo como para el tema comercial y diplomático.

Posteriormente basados en avances por los temas comerciales se crea un sistema de identificación denominado código de barras, elemento que se impone a nivel mundial para identificación de materias primas, equipos, productos y por los resultados obtenidos se incluye en documentación de carácter personal como el pasaporte, cedulas, y se masifica más aun en las entidades financieras, estatales y en casi todas las actividades que el ser humano realiza en su día a día.

Pero aún seguía siendo delicada la suplantación de identidad del ser humano, por lo que se generan soluciones comenzando por los lectores de huella dactilar con el fin de tener esta información en sistemas de cómputo generando agilización de procedimientos y trámites, pero generaba dificultades en temas empresariales donde las huellas se contaminaban con polvos, resinas, humedad y otros elementos.

Basados en lo anterior se llega al desarrollo de la lectura identificación de la mano completa solucionando en parte el tema, implementando este sistema en muchas empresas y tipos de entidades, pero aún se seguían teniendo dificultades, por lo que sale el lector del iris dando paso a la lectura del iris, pues el iris tiene la misma connotación de la huella dactilar, que no se puede suplantar.

Todos estos avances han estado influyendo en el día a día de las personas, en la sofisticación de los sistemas de seguridad, de auto identificación para efectos prácticos, de agilización de trámites estatales, empresariales y personales generando unos desarrollos en temas de cómputo, almacenamiento de información, controles migratorios y en múltiples actividades del ser humano moderno.

Probablemente el tema no parara acá con las tecnologías actuales, pues en la dinámica de mejoramiento continuo, de agilización de temas de identificación, de eliminación de procesos empresariales, el constante actuar de los genios de la informática nos llevaran a niveles más avanzados con mejores elementos, menos invasivos, más eficientes y pues como dijo alguien una vez, el límite es el infinito.

Por eso en JARAMILLO VILLEGAS & CIA LTDA., no nos quedamos en lo actual y estamos y estaremos siempre en evolución para dar más y mejores soluciones a este mundo cambiante con el mejor equipo humano y el corazón puesto en la empresa.

DANIEL ESCOBAR VELEZ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *